10 MESAS DE VERANO QUE VAN A HACER QUE QUIERAS ORGANIZAR UNA COMIDA EN CASA

Las mesas de verano tiene algo que hace que, nada más verlas, nos apetezca organizar una comida en casa. Buscar una vajilla que aporte un toque de frescura, realzarla con una mantelería de lino o algodón, lisa o estampada, repartir arreglos con flores de temporada que sumen una dosis de color a la decoración… Crear una puesta en escena en la que todos los detalles estén cuidados para transmitir la alegría que trae esta época del año. Por eso, para que no te quedes con las ganas, te traemos una selección de 10 propuestas que seguro que te inspiran a la hora de poner tu mesa de verano.

 Natural y sofisticada

Monta una mesa veraniega bien coordinada, con elementos naturales y toques sofisticados que te ayuden a crear una decoración tan fresca y atractiva como ésta, de la firma Eugenia & SUSHITA. Empieza cubriendo la mesa con una mantelería de rayas, un print muy veraniego; coloca unos bajoplatos de ratán y sobre éstos, platos con delicados motivos botánicos. A cada lado, unos cubiertos de acero inoxidable con mango en forma de bambú pondrán una nota exótica y refinada a la mesa. Los vasos Espiral, por sus tonalidades, van de maravilla son el resto de los elementos y el diseño suma un punto modernidad. ¿Y las servilletas? Como ves, no tienen por qué ser iguales que el mantel, pero sí tener un nexo con la presentación. En este caso, el estampado floral enlaza con la temática botánica.

Azul y verde: los colores del verano 2024

Con motivos tropicales y tonalidades intensas de verdes y azules, esta mesa de H&M Home tiene mucha fuerza visual y nos contagia de la energía del verano. Si este look es "too much" para ti, siempre puedes aligerar el resultado final con una mantelería lisa y vasos de cristal transparente. Aunque eso sí, para que no decaiga, completa la presentación con un espectacular arreglo de flores naranjas.

¡Con muchas flores!

Los arreglos florales son ese toque que nunca puede faltar en una mesa bien puesta, más aún si se trata de una celebración especial. Reserva el centro para colocar una hilera de delicados y sencillos jarrones de cristal con flores en colores vayan con los tonos de la vajilla y la mantelería, como se ha hecho en esta propuesta de Talking Tables. Estos detalles, además de enriquecer la puesta en escena, contribuyen a una atmósfera elegante, resaltando la importancia de la ocasión. Una formula más discreta, perfecta para cualquier reunión, es colocar un único arreglo con flores de temporada o silvestres, procurando que la composición no dificulte la vista entre los comensales.

'Mix & Match'

¿Por qué no recuperar la tendencia de mezclar platos de distintas vajillas? La idea es buena y, si sigues una serie de pautas, lograrás un resultado equilibrado y muy vistoso. Solo tienes que buscar un hilo conductor, es decir, elegir una gama cromática que conecte los diferentes elementos. Fíjate cómo se ha hecho en esta mesa de La Redoute Interiéurs: los tonos de platos y cuencos, lisos y estampados, se repiten en la mantelería, un textil a rayas multicolor sobre fondo blanco. Aunque eso sí: mejor no abuses y juega con dos o tres colores diferentes (no más). En este caso, los arreglos florales, cuanto más sencillos, mejor. De lo contrario corres el riesgo de que tu mesa de verano quede muy recargada. ¡Y tampoco es plan!

Exquisitamente veraniega

Si entre tus planes para este verano tienes previsto celebrar un aniversario  o cualquier otra cita que requiera un halo de elegancia clásica y delicada, esta mesa de la firma Vista Alegre es perfecta.  Sobre un impecable mantel de color blanco liso, se ha dispuesto la vajilla Coralina (los motivos y adornos florales están inspirados en un vestido de Óscar de la Renta) acompañada de exquisitos arreglos florales, donde rosas blancas y rosas se entrelazan con elementos verdes, creando una composición fresca y evocadora del verano. Y si quieres elevar un punto el nivel de sofisticación, añade detalles dorados muy sutiles.

Rayas como telón de fondo

El estampado a rayas es una opción versátil que puede utilizarse en cualquier época del año. Es el color el que determina cuándo encaja mejor en la temporada estival y, tal como vemos en esta imagen, no siempre tienen que ser tonos vivos e intensos. Azul turquesa, el amarillo, verde menta, coral o lavada son tonos ideales para aportar frescura y vitalidad a la mesa de verano. En cuanto a la vajilla, una idea muy decorativa es apostar por un total look, como se ha hecho en esta puesta en escena con piezas de Pip Studio. Aunque eso sí, procura incluir detalles en blanco, bajoplatos de fibra o accesorios en tonos complementarios para añadir contaste y textura. 

Una mesa de estilo étnico

Para recrear este look, parte de una vajilla de cerámica artesanal que aporte un toque auténtico y rústico, perfecto para este estilo (estas piezas las tienes en El Corte Inglés). Incluye elementos de fibras naturales, como bajoplatos de ratan, así como motivos de animales salvajes, ya sea en la vajilla, en las servilletas o en la decoración de la mesa. También irán de maravilla unos cubiertos de madera o bambú, caminos de mesa bordados con motivos tribales, pequeños cuencos de cerámica para los condimentos o cestitas de fibra para el pan.

Pequeños detalles que marcan la diferencia

A veces, son los pequeños accesorios los que definen o potencian la estética de una mesa de verano. Servilletas con motivos marinos, adornos con formas evocadoras del océano, colores y diseños que nos recuerdan al mar (como esta figura con forma de caracola de la firma Katira) son elementos que capturan la esencia del verano y que, por tanto, siempre ayudan a la hora de sorprender a los invitados con una presentación veraniega. También es una buena idea es integrar detalles naturales y frescos, como flores silvestres, hojas verdes o incluso frutas de temporada, para añadir variedad y vitalidad a la mesa.

Con piezas irrompibles

Los platos y cuencos de melamina –estos son de la firma Rice- son la mejor elección en diversas situaciones en las que quieras disfrutar plenamente de los días soleados al aire libre, sin comprometer el estilo ni la funcionalidad de la mesa. Son perfectas para comidas con niños en el jardín o picnics improvisados en la playa debido a su resistencia a roturas y su ligereza, lo que las hace fáciles de transportar y manejar sin preocupaciones. Además, encontrarás piezas en una amplia variedad de diseños y colores, desde estilos tropicales hasta motivos florales o colores vibrantes, adaptándose así a cualquier ocasión y ambiente veraniego.

Cuida la iluminación

Son muchos los recursos que te ayudarán a crear una atmósfera acogedora y mágica durante las cenas al aire libre, soluciones para disfrutar de la compañía y de la comida con una iluminación adecuada y estéticamente agradable: desde velas en portavelas de cristal repartidas estratégicamente para crear una luz suave y cálida al caer la noche, hasta guirnaldas de luces LED o farolillos colgantes para añadir un toque festivo y romántico al entorno, pasando por velas flotantes en fuentes de agua para una ambientación tranquila y elegante. Si prefieres una opción más práctica, utiliza lámparas LED de exterior –este es el modelo Liberty, en Leroy Merlin- fáciles de colocar sobre la mesa o alrededor de la zona de comedor. 

2024-07-01T11:16:04Z dg43tfdfdgfd